El ayuno antes de un análisis de sangre

Cuando te vas a realizar una biometría hemática pueden pedirte algunos requisitos y uno de ellos es no beber alcohol durante 24 horas completas cuando el interés es evaluar la salud de tu hígado o los niveles de triglicéridos.

En este caso es porque pueden quedar rastros de alcohol en el torrente sanguíneo durante varios días.

Si tienes alguna duda sobre el consumo de alcohol, habla sobre esto con tu médico cuando programes tu prueba.

Resultado de imagen para instrucciones para una biometria

También pregúntale a tu médico si puedes fumar cigarrillos antes de la prueba o si debes abstenerte de fumar durante tu ayuno.

Está bien beber agua antes de un análisis de sangre, a menos que tu médico te indique lo contrario.

Esto es diferente de algunos procedimientos quirúrgicos que pueden requerir que tengas el estómago totalmente vacío.

Tomar agua natural, están bien, en cuanto al seltzer y las gaseosas están prohibidos.

Las bebidas carbonatadas, con sabor o de otro tipo, no deben consumirse durante un ayuno, ni tampoco ningún tipo de té.

Resultado de imagen para refrescos

Y aquí algunos tips…

¿Sabías que al mantener hidratado tu cuerpo hace que tus venas sean más gruesas y más visibles?

Pues bien, con este dato ahora con mayor razón debes mantenerte hidratado los dos días anteriores a tu prueba.

También intenta beber varios vasos de agua justo antes de la extracción de sangre para que sea más fácil para la enfermera u otro profesional médico encontrar una vena.

En cuanto a este tipo de análisis, los niños también pueden requerir que se les realice una biometría hemática por lo que no sería raro que también ayunen de antemano.

Si es así, el pediatra de tu hijo te informará cuánto tiempo debe abstenerse de comer y beber.

Consejos

Programa el análisis de sangre de tu hijo lo más temprano posible en el día.

Distraer, distraer, distraer es el mejor recurso a las horas previas a la prueba pueden ser el momento de rendirse y dejar que vean una hora sin parar los dibujos animados tontos en la televisión o jueguen con tu iPad.

Empaca un refrigerio para que lo devoren tan pronto como termine la prueba.

Si se logra escabullirse un bocadillo cuando no estás mirando, es mejor reprogramarlo que obtener lecturas inexactas.

En otro caso, es posible que necesites varios análisis de sangre si estás embarazada. Estos están diseñados para evaluar cualquier posible problema de salud que tu o tu bebé puedan experimentar durante el embarazo o después del parto.

Algunas de estas pruebas requerirán que ayunes de antemano. Tu médico te aconsejará cómo prepararte para cada prueba.

El ayuno generalmente es seguro si estás embarazada, siempre que tengas buena salud y no tengas un embarazo de alto riesgo.

Para tu comodidad general, tu médico puede aconsejarte que tomes agua adicional o que permanezcas en el interior, especialmente si el clima es muy cálido o húmedo.

El ayuno puede aumentar la acidez estomacal en algunas mujeres embarazadas.

Si experimentas síntomas incómodos o preocupantes de cualquier tipo mientras esperas que te extraigan sangre, informa a tu médico de inmediato.

Si estás consultando a un médico que no sea tu obstetra-ginecólogo, asegúrate de que conozca tu embarazo antes de realizarte una biometría hemática.